VISION, DISCO 5 ESTRELLAS por las revistas Ritmo y Melómano

Reseña de 5 estrellas en la revista Ritmo por Luis Suárez.

La pianista María Parra Peña el ha tomado finalmente la decisión de presentarnos sus composiciones, en un peldaño más hacia su desarrollo profesional. Su especialidad de la música minimalista que sombrea en la dirección del pop melódico, impresionismo, el jazz, jazz-flamenco, el folk… Sencillas partituras tonales, sin apenas desarrollos temáticos, que reflejan sensaciones, recuerdos y paisajes, dando el contraste suficiente para evitar la repetición sin perturbar la superficie tranquila básica. Del mismo modo que nos encontramos poemas que “necesitan” ser musicalizados de inmediato, aquí nos encontramos el lado opuesto, poemas musicales que narran sin necesidad texto.

Presentación en un diseño cuidado y toma de sonido impecable. Asimismo, el estilo de Parra es impecablemente preciso y se adapta a esta música de una manera efectista, encontrando una versión fresca y por momentos emocionante en un proyecto soñador y suave. La música evoca el ambiente poético y abre posibilidades intrigantes para la expansión de ese idioma a otros entornos, para comprobar cómo pueden unirse la música y la mente. Su estilo compositivo es tan hermoso que nos hace darnos cuenta de que no necesita ser llamativo en virtuosismos innecesarios. Su sonido funciona muy bien y parece tan natural porque no está tratando de ser abiertamente experimental. Simplemente nos deja soñar, valorando la música reflexiva y sutilmente expresiva.


Reseña de 5 estrellas en la revista Melómano por Alessandro Pierozzi.

Viento, nenúfares, Júpiter, miradas, amanecer, Alhambra… Puntos cardinales de nuestras vidas que, quizá, dejamos de valorar por intrínsecos o por considerarlos símbolos fugaces de nuestra imaginación, pero que indudablemente esconden susurros de emociones y visiones, en ocasiones, tímidas, en otras, desbocadas. Porque así es el estupendo y sorprendente disco Vision (Warner Music Spain) de María Parra: un ir y venir por esas realidades y sus muchos significados. Estupendo porque está impecablemente tocado y producido. Sorprendente porque esta «pianista versus compositora» refleja en sus pentagramas una muy personal (re)visión del lenguaje pianístico en el que se resume todo el bagaje musical que ha ido atesorando (clásicos, flamenco o jazz), adaptándolo con honestidad a su instinto, a su transparente alma poética porque sí, porque es en lo que cree y en lo que ha encontrado su libertad creativa y expresiva, aunque sin dejar de mirar de reojo a través de su retrovisor vital. A sus luminosos dedos que, bajo el disfraz de Viajeros del Viento, se introducen en una espiral musical que gira y gira como nuestras infancias en un Carrusel y buscan su destino en un reino de reminiscencias celtas como Avalon o en la frescura de un cielo raso (Aerial View) o, quizá, en las profundidades de un océano misterioso (Deep Ocean); a esos Nenúfares bis que reposan despreocupados a la sombra de notas con olor a Debussy; a esos Venus y Júpiter que se atraen en tono menor y se enamoran fugazmente en tono mayor —uno de los puntos culminantes del disco con claro sabor cinematográfico—; a esos giros aflamencados de Miradas al Sur, a ese anaranjado Atardecer nazarí o a esa Graná con su imponente Alhambra policromada a la que homenajea con pinceladas sonoras llenas de sentido, mientras cae la noche plateada sobre el Sacromonte. A todo ello se lanza María Parra con su arte, su sensibilidad… su piano. Arpegios combinados, acordes contundentes, células rítmicas con aires de fusión, «alhambrismo» melódico, gran equilibrio en dinámicas… ¿Sueño real o realidad soñada? No, simplemente Vision.

Share:
All rights reserved. © Maria Parra Peñafiel 2020. Aviso legal - Política de privacidad - Política de cookies - Web design: emepecestudio.com